Bob&Carol&Ted & Alice ó Bob, Carol, Ted y Alice



Un cuarto de siglo después de ser filmada, Bob, Carol, Ted & Alice, respectivamente interpretados por Robert Culp, Natalie Wood, Elliott Gould, y Dyan Cannon, seguía siendo una película de culto, no solo por la candente cuestión sobre los efectos de los intercambios sexuales, sino por la trágica manera en que perdió la vida una de sus protagonistas, la hermosa esposa en la vida real de Robert Wagner, quien también fue María en Amor Sin Barreras y Wilma Dean, en la película de Kazan, Esplendor en la Hierba.

En la cinta de 1969, Wood interpreta a la liberal esposa de un director de cine, quien le confiesa haber tenido una aventura “no hubo amor, solo sexo” le aclara. La pregunta es cómo reaccionará él cuando le confiese su interés por un joven instructor de tenis y como reaccionarán sus amigos Ted y Alice cuando les hagan saber de su juego.

Natalie Wood murió ahogada en noviembre de 1983, cuando cayó de un yate en el que paseaba con su esposo y un amigo de la pareja.

La bella Natalie Wood tenía 31 años cuando mostró su pequeño pero hermoso cuerpo a los espectadores de una generación que en plena guerra de Vietnam se preguntaba si ante la posibilidad de la muerte en una guerra idiota no valdría la pena despojarse de prejuicios y disfrutar todos los placeres de la vida.

De hecho existe la teoría de que el intercambio de esposas como el desarrollo tecnológico de los juguetes sexuales, fue resultado precisamente de las mutilaciones que sufrían los soldados casados, quienes al regresar a sus casas preferían que sus mujeres, si habrían de engañarlos, lo hicieran con amigos.


El escritor y director de la película, Paul Mazurski, quien tenía en 1969 más o menos la misma edad de sus actores, logró un buen resultado, con más comedia que drama, lo que no es obstáculo para que al término de la película, los espectadores pasen un buen rato reflexionando sobre los encantos y riesgos de lo que se empezaba a denominar parejas swingers.

Aunque Bob, and Carol And Ted And Alice, es una película que como apuntábamos al principio supera el cuarto de siglo, todavía es posible encontrarla en videoclubes y podemos asegurarle que es una opción mucho mejor a infinidad de películas más recientes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

María Gracia, la Pedro Infante infantil del cine nacional

Préstame tu Cuerpo

La época de oro del Cine Mexicano