La Espía que me Amo, The Spy who Loved Me




Con 50 años a cuestas, Roger Moore se encontraba en el climax de su galanura cuando fue galan de quien se iba a convertir en la esposa del beatle Ringo Star, Barbara Bach en la película de 1977, La Espía que me amó.


No olvidemos que el Comandante James Bond es originalmente un oficial naval, de tal manera que una aventura en la cual están desapareciendo submarinos nucleares y donde Q le hace llegar uno de los más interesantes artefactos de las más de 20 películas, precisamente un auto submarino, permitió que se conjuntaran varios factores para redondear una de las mejores cintas de la serie.


Dirigida por Lewis Gilbert, en La espía que me amó se cuidaron todos los detalles característicos: el sentido de humor, el erotismo, los paisajes exóticos, la elegancia, los aparatos tecnológicos y la música.


La primera vez que Roger Moore interpretó a Bond fue en 1973 en Vive y Deja Morir de Guy Hamilton, la segunda en el Hombre con el Revolver de Oro, del mismo director y la tercera en la que ahora nos ocupa.


La música es uno de los elementos que más elegancia le da a la cinta, pues incluye el concierto para cuerdas de Bach, el concierto para piano de Mozart, conocido por los cinéfilos como el Tema de Elvira Madigan, un nocturno de Chopin y el fragmento Aquarium del Carnaval de los Animales de Saint Saenz.


La canción tema Nadie lo Hace Mejor (NOBODY DOES IT BETTER) de Marvin Hamlish, cantada por Carly Simon, acompaña también una de las mejores secuencias animadas en el ya clásico prólogo de los filmes de Bond.


El sentido del humor de La espía que me amó es tal que incluye un homenaje a Maurice Jarre al reproducir algunos compaces de la música que escribió para otro clásico Lawrence de Arabia (1962, David Lean)


Roger Moore consideró que La Espía que me amó es la mejor de las películas de Bond que le tocó interpretar, es probable, aunque Octopussy, con un espía obligado por la falta de equipo de comunicación a pedir aventón en la carretera para evitar una catástrofe nuclear, es una autoparodia que también compite por ese honor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

María Gracia, la Pedro Infante infantil del cine nacional

Préstame tu Cuerpo

La época de oro del Cine Mexicano