The End of the Affaire, El Ocaso de un Amor

La base de datos de películas en Internet, IMdB por sus siglas en inglés, dice de Graham Greene que es uno de los más soberbios escritores del Siglo XX y cuyo estilo literario es uno de los que más influyo en el cine y en el teatro. El Ocaso de un Amor, con una extraodinaria dirección del británico Neil Jordan y las actuaciones de Ralph Phienes y Julian Moore, nos confirman sin decepción alguna esta percepción.
La historia de ficción es algo que ocurre en la vida real con mayor frecuencia de lo que parece y es la de un hombre que ama a su esposa, no puede vivir sin ella, pero tampoco tiene relaciones sexuales. Yacemos en la misma cama, como cadáveres en una tumba dice una de las frases clave de la película que a pesar de su sobriedad británica está llena de emociones inexpresadas, de giros inesperados y al final de una hermosa reflexión teológica que seguramente dejará pensando a creyentes y agnósticos.
Ama y haz lo que quieras, la frase de San Agustín, está de fondo sin mencionarse en esta película sobre un triángulo amoroso, celos, pasión, sexo y romance.
Producida en 1999, El Ocaso de un Amor es una de las piezas fuertes del catálogo de Netflix, la alquiladora de películas por Internet que nos ha regalado la independencia de la horrible televisión abierta que se produce en México.
End of the affaire, según su título en inglés, es una película que merece premio por su adaptación de la literatura al cine, mucho antes de que revisemos sus galardones.
Una consulta a la base de datos nos demuestra que si bien no ganó el Oscar, al que estuvo nominada Julian Moore como mejor actriz, si le dio el BAFTA a Neil Jordan por mejor guión adaptado. El BAFTA, recordemos, es el máximo galardón de la academia cinematográfica británica.
En la película destaca también la partitura de Michal Nyman. Neil Jordan obtuvo el premio David Lean, por la mejor dirección.
Una película reflexiva, con el trasfondo de la II Guerra Mundial y que hace de la aparente vulgaridad de un triángulo amoroso, una reflexión sobre la divinidad y los milagros.
Una verdadera muestra del cine que Debe Verse, Definitivamente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

María Gracia, la Pedro Infante infantil del cine nacional

Préstame tu Cuerpo

La época de oro del Cine Mexicano