Anúnciate con nosotros

Aprende algo nuevo en un minuto

domingo, 19 de febrero de 2012

Sam Green, periodismo y Utopía en cuatro movimientos

Por Ramsés Ancira Saba

A May Samra, periodista, judía y utópica, aunque no comprenda a Palestina

Gerald Greenbeg, mejor conocido por su apellido recortado, Green, era un periodista que escribió una frase para la posteridad. Sólo merece triunfar quien no deja de luchar. Este es uno de los parlamentos de una de las series de televisión más impactantes de la historia, Holocausto, de donde surgió una de las actrices más estimadas del siglo XX, Meryl Streep.

Gerald Green particípó en la II guerra mundial sirviendo en el ejército de Estados Unidos, luego de lo cual estudió periodismo y se hizo escritor, destacándose en televisión por las series Wallenberg: A Hero's Story (1985) y El Último hombre furioso, además de la ya mencionada Holocausto, de 1978.

El neoyorkino Gerald Green murió de neumonía en el 2006, a los 86 años de edad.

Samuel Green (sospecho que también es un Greenberg recortado) es un periodista titulado por la Universidad de California, especializado en documentales.

Estuvo nominado al Oscar en 2002 por su documental The Weather Underground que se podría traducir como el clima debajo del piso. Tal vez por eso una de las frases que cita repetidamente en el  documental en vivo: Utopía en cuatro movimientos, es la siguiente, Debajo de Este Cemento, está la playa.

No tengo ninguna referencia que compruebe el parentesco de Samuel Green con Gerald Green. Lo que tengo por seguro es que ambos tienen mucho en común, además del apellido,  ambos consideran a los medios como una herramienta de la democracia y la justicia.
Sam Green es el personaje opuesto a J Edgar Hoover. Este último consideraba a los socialistas  como una maldición, en cambio Sam los considera la mayor esperanza para la humanidad, sobre todo si, con la única excepción de Mao Tse Tung, son judíos.
The Last Angry Man
Green se inspira en el creador del concepto del mall, en Lenin, en William Shatner, en Marx  y en el inventor del esperanto, como los conservadores de la utopía. Todos ellos son descendientes de alguna de las tribus de Israel.

Recoge a Eduardo Galiano: La utopía es un lugar que si avanzas dos pasos, se aleja dos, si avanzas 10, se aleja otros 10 ¿Entonces para que nos sirve la utopía? Justo para eso, para mantenernos avanzando.

O parafraseando a  su predecesor, Gerald. Solo merece triunfar, quien no deja de avanzar.

Anúnciate con nosotros ioninsurgentes@gmail.com

Cortos de películas

Loading...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

# número de vistas que habria tenido anunciándose AQUí. Contrate su banner en ioninsurgentes@gmail

Estadística de Visitantes

Código Publicdad Adaptable

Cartelera DF

Vínculo

Código DISPLAY TEXTO

Vínculos

Código