Anúnciate con nosotros

Aprende algo nuevo en un minuto

miércoles, 13 de enero de 2016

EL AGENTE DE C.I.P.O.L. THE MAN OF U.N.C.L.E

*

El acrónimo significaría tío si lo tradujéramos del inglés, pero las dos primeras letras vienen de United Nations. Los creadores de esta serie de los años sesentas quisieron hacer una versión para televisión de James Bond. Incluso contaron con  la asesoría del propio Ian Fleming. No deseaban utilizar los nombres de una agencia real como la despredistigiadísima C.I.A y tampoco podían,  desde Nueva York, involucrar al M16 o la Sureté Francesa.
 
Sin embargo sí deseaban basar sus historias en terroristas locos y agentes simpáticos y galanes. Si la realidad de la Guerra Fría no permitía la colaboración entre agentes norteamericanos y alemanes o rusos, como
 
Ilia Kuriakin, desde detrás de la cortina de hierro, Sam Rolfe pensó en una agencia secreta que rindiera cuentas nada más a UNCLE SAM, el Tío Sam, pero del lado de los buenos.
 
En el primer capítulo de la serie David Mc Callum aparece sólo unos segundos. Se había pensado que Napoleón Solo iba a ser un personaje tan individual como Bond, James Bond, pero resultó que hubo una buena química entre Robert Vaughn y David Mc Callum y acabaron departiendo en los 105 capítulos.
 
Un poco de estos personajes está detrás de Mike Myers y su Austin Powers 

Así como Los Intocables solo rendían informes directos al presidente de Estados Unidos, evitando la corrupción de la CIA, los agentes de CIPOL, como se llamó a la serie en español, tendrían presupuesto propio y autonomía de la CIA y otros malvados.
 
Jerry Goldsmith fue el autor del tema musical, tal como lo hizo con otras series legendarias  Doctor Kildare o Viaje a las Estrellas, son los ejemplos a la mano.
 
En el primer capítulo de la serie de televisión (Para atrapar a un espía), Napoleón Solo es capaz de comportarse como un caballero con la rubia casada y ama de casa que utiliza para acercarse al villano de Trush (así sonaba en el doblaje) y no será sino hasta el epílogo que rompa el celibato con la azafata de un avión que lo habrá de llevar de regreso a Nueva York.
 
Uno de los actores de ese primer capítulo (Para Atrapar a un espía) de 1964 fue Richard Kiel, el mismo actor que se enfrentó a Bond en La Espía que me Amó y en Moonraker, Misión Espacial, en 1977 y 1999, respectivamente.



Los personajes de el Hombre de Cipol fueron retomados en 2014 para la realización de la película del mismo nombre, protagonizada por Henry Cavill y el no menos agraciado galán Armand Douglas Hammer en los papeles de Solo y Kuriakin respectivamente.
 
Pero no sólo ellos, otros personajes televisivos de la década de los sesentas, fueron traídos al Siglo XXI cinematográfico,
 
Hugh Grant se convirtió en el señor Waverly y La Chica de Cipol, Abril Dancer ahora fue Alicia Vikander. Recordemos que estos roles eran interpretados por Stefanie Powers (La pandilla de Cupido Motorizado) y Leo G. Carol.
 
Ah sí, porque recordemos que El Agente de Cipol no fue el único en su género, sino que en 1966 llegó Stephanie al quite con La Chica de Cipol.  Esta fue su primera serie protagónica y luego hizo otra en pareja con Robert Wagner, Hart to Hart.
 
Bueno, pues decíamos que el Agente de Cipol y la Chica de Cipol fueron puestos al día, todos juntos en la película de Guy Ritchie, quien ha resultado un buen interprete de personajes clásicos, como lo demostró con las versiones de Sherlock Holmes en las que dirige a Robert Downey y Jude Law.
 
Como con HolmesWatson, los personajes creados por Conan Doyle, en CIPOL (ya me aburrí de ponerle los puntos) Solo y Kuriakin hacen una pareja que funciona tanto en lo cómico como en la acción. Por cierto en la película una de las aportaciones al cine de acción es el uso de los micro autos, lo que hace más divertidas las persecuciones que en Rápido y Furioso.


Solo y Kuryakin filmados en el Siglo XXI, aunque los personajes siguen siendo colocados por los guionistas en la década de los sesentas del Siglo XX. De hecho en los créditos finales de la película podemos ver sus años de nacimiento ficticio, que demuestran que los personajes son anteriores a la II Guerra Mundial y a la Guerra Fría. Tal vez por eso acaban trabajando juntos sin problemas



Napoleón e Ilia en la memoria de quienes veíamos televisión en los años sesentas
Por nostalgia o por diversión, la serie de televisión y la película forman parte de nuestra selección DVD, o por decirlo de otra manera, de las producciones que consideramos se Deben Ver Distinguidamente.

Un dato curioso para terminar: la versión en castellano de la serie de televisión tenía como protagonista a Julio Lucena, el mismo que prestaba su voz a Don Gato. Esto podrá dar una idea del tipo de personaje que era Napoleón Solo a quienes no hayan podido localizar la serie en Internet, un tipo despreocupado, capaz de conservar el humor en las situaciones más complicadas. Es curioso, así era la televisión de los años sesentas, una oportunidad para no tomarnos la vida demasiado en serio, en contraste con las series del Siglo XXI, donde predomina el mensaje de que hay que vivir a todo lujo, aunque sea por poco tiempo y del lado de los locos criminales, los de TRUSH y Control, que así se llamaban los terroristas en El Agente de CIPOL y el Super Agente 86 respectivamente

*En cartelera DVD seguimos la tradición de utilizar el color azul para distinguir los nombres de los personajes de ficción y las series de televisión,  e las películas realizadas para la pantalla grande, que marcamos en color ocre.

Anúnciate con nosotros ioninsurgentes@gmail.com

Cortos de películas

Loading...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

# número de vistas que habria tenido anunciándose AQUí. Contrate su banner en ioninsurgentes@gmail

Estadística de Visitantes

Código Publicdad Adaptable

Cartelera DF

Vínculo

Código DISPLAY TEXTO

Vínculos

Código